Santo Domingo, RD.- Hace más de una década, el acceso a Internet fue reconocido como un derecho fundamental por las leyes de varios países y como un derecho humano por parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Casi 12 años después, de acuerdo con la “Encuesta Educación: Opinión de las familias sobre la educación a distancia”, realizada por World Vision República Dominicana, el 83.4% de los hogares de Quisqueya aún no poseen los que muchos considerarían “un privilegio”, más que un derecho.

Estos datos contrastan con los arrojados por el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), que exhiben un total de 10,890,020 líneas de servicios de telefonías a diciembre del 2021, cifras que muestran un crecimiento de 0.81% comparadas con el mes anterior, producido principalmente por la adición de 89,106 líneas de telefonía móvil (0.92%).

Esta cantidad, de manera coincidencial, se posiciona justo al nivel en el que se encuentra el total de habitantes en el país, que a 2020 eran 10,847,904, de acuerdo con datos abiertos del Banco Mundial.

Acceso a internet

Al segundo trimestre de 2021 se estimaba que por cada 100 hogares en el país se contaba con 33.7 accesos a internet, sostiene el Indotel. Este servicio presentó una variación de 1.78%, aumentando 165,158 suscripciones netas y registrando un total de 9,466,815 cuentas a ese período.

Aunque el servicio de Internet es ofrecido por más de cuarenta empresas diseminadas por todo el país, solo Claro y Altice tienen presencia significativa a nivel nacional. Estas dos prestadoras se reparten más del 94% de los abonados. Trilogy (Viva) participa con el 4.2%, principalmente del móvil, mientras que el restante 1.6% se reparte en otras prestadoras que ofrecen cobertura en provincias y municipios menos servidas por las grandes prestadoras.

Para el cierre de septiembre de 2021, el mercado de la telefonía fija tradicional en República Dominicana estaba liderado en un 84.78% por la prestadora Claro, seguida por Altice y Trilogy, las cuales poseen en conjunto un 14.88% de participación.

En cuento a las líneas en operación de telefonía móvil (post pago y prepago), registran un total de 9,735,351 cuentas. De estas, cinco millones pertenecen a Claro, tres millones a Altice y apenas medio millón a Trilogy Dominicana. En ese orden, los de modalidad prepago suman 7,367,288 y los postpago 2,368,063.

Contrastes

Dentro de los hallazgos de un estudio publicado en conjunto por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) e Indotel, se muestra que en el país solo uno de cada cinco adolescentes puede usar internet siempre que lo necesita. Esto, a pesar que el acceso a ese servicio incrementó en 8%, agregando un poco más de 700,000 cuentas en comparación con el 2020, y que desde el 2011 ha sido el servicio de telecomunicaciones que ha registrado los mayores niveles de crecimiento.

En el Informe “Desempeño de las telecomunicaciones”, la entidad estatal resalta el registro de un aumento en la penetración del acceso al Internet, donde actualmente se disponen de 88 suscripciones activas por cada 100 habitantes, con un crecimiento de 8 puntos en el trayecto de un año.

En ese orden respecto al segmento de contratación de ese servicio, al 30 de septiembre de 2021 se registra un aumento de 809,238 suscripciones residenciales respecto a septiembre del año anterior, para un crecimiento de 10.93%.

Ese es un aumento que atribuyen a la necesidad de conexión en los hogares para continuar la operatividad de la vida cotidiana la cual, después de la llegada de la pandemia, se realiza en gran medida a través de dispositivos de acceso a Internet (operaciones bancarias, compras de supermercados y farmacias, trabajo, educación y consultas médicas, entre otros).

A nivel provincial, se percibe una importante brecha entre los grandes centros urbanos y las zonas rurales. Mientras en el extremo superior se encuentra el Distrito Nacional con una penetración de 69.0, en el extremo inferior la provincia de Independencia apenas llega a 5.2 suscripciones por cada 100 hogares. Dentro de los factores que influyen en la brecha digital se distinguen los ingresos, nivel educacional, tipo de trabajo, situación ocupacional, entre otros.

Autor

Comparte la Noticia:

Por El Dinero