La tasa de inflación de la zona euro se situó el pasado junio en el 1.3%, una décima más tanto con respecto al mes precedente como en comparación con la primera estimación del dato, según la lectura definitiva publicada este miércoles por Eurostat, la oficina comunitaria de estadística.

En el caso de España, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 0,6%. De este modo, los precios en España encadenan seis meses con un crecimiento por debajo del dato registrado en el conjunto de la eurozona.

En junio, los precios de la energía en la zona euro se elevaron un 1.7% con respecto al mismo mes del año pasado, el menor ritmo de esta variable desde noviembre de 2016, mientras que los alimentos frescos se encarecieron un 0.7% y los servicios un 1.6%

Al excluir el impacto de la subida de la energía, la tasa de inflación interanual de la zona euro fue del 1.2%, tres décimas más que en el mes de mayo.

Sin tener en cuenta, además de la energía, el precio de los alimentos frescos, la inflación se situó en el 1.3% en el sexto mes del año, frente al 1% de mayo. Al dejar fuera del cálculo, además de esas dos variables, las variaciones del alcohol y el tabaco, la tasa de inflación se situó en el 1,1%, tres décimas por encima de la lectura del mes anterior.

Entre los países de la Unión Europea (UE) cuyos datos estaban disponibles, las mayores subidas interanuales se registraron en Rumanía (+3.9%), Hungría (+3.4%) y Letonia (+3.1%), mientras que las menores tasas se observaron en Grecia, (+0.2%), Chipre (+0.3%), Dinamarca y Croacia (+0.5% en ambos casos).

Comparte la Noticia:

Por El Dinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.