La vendedora, que ahora vive en Italia, explicó que una noche estaba navegando por Internet y encontró una noticia sobre los precios a los que se vendían algunos libros de Harry Potter.

La primera edición de una novela de la saga del niño mago Harry Potter, que se compró por 13 peniques (15 céntimos) hace 30 años en un barrio de Londres, se vendió este lunes en una subasta en Inglaterra por 11.000 libras (12.848 euros), informó la casa de pujas Hansons, en Staffordshire (noroeste inglés).

El libro – ‘Harry Potter y la Piedra Filosofal‘, de J K Rowling- había sido comprado por una mujer en 1997 junto con otros dos libros, por un valor total de 40 peniques (unos 46 céntimos de euro al cambio actual), en una librería que vendía textos de segunda mano en Crystal Palace, sur de Londres.

“No tenía mucho dinero pero siempre me gustaba darme un capricho y echar un vistazo a las librerías de segunda mano los sábados por la mañana. Entré en uno de mis lugares habituales, una de las librerías de segunda mano cerca de la calle principal de Crystal Palace”, dijo la mujer, en declaraciones divulgadas a través de Hansons.

Montones de libros estaban desordenados en cestas en el suelo con un precio máximo de 40 peniques. El libro de Harry Potter estaba entre las pilas, tal vez incluso por accidente, ya que todos los demás eran de Agatha Christie, Dorothy Sayers, Ngaio Marsh, hasta donde recuerdo. Lo compré como complemento junto con un par de títulos más: 40 peniques por los tres. A decir verdad, creo que ni siquiera lo miré adecuadamente”, agregó la mujer, cuya identidad no ha sido revelada.

El libro fue adquirido este lunes por un comprador privado anónimo, de acuerdo con la casa de subastas.

El experto en libros de Harry Potter de Hansons Jim Spencer dijo que el libro es una prueba de cómo empezó “el fenómeno Harry Potter. Esta es la primera aparición impresa de la primera novela de Potter”.

La vendedora, que ahora vive en Italia, explicó que una noche estaba navegando por Internet y encontró una noticia sobre los precios a los que se vendían algunos libros de Harry Potter, por lo que se puso en contacto con Spencer para saber si el suyo tenía valor.

Encontrar el libro hace treinta años fue “un gran golpe de suerte en el momento oportuno por el cual siempre estaré agradecida”, agregó.

Fuente: Agencia EFE

Comparte la Noticia: