El Gran Premio de Azerbaiyán  de formula 1, comenzó con un mal  contratiempo, y muy serio por la seguridad de los pilotos. A la media hora  de la disputa de los primeros tiros libres.

El Williams de George Russell terminó destrozado específicamente el fondo plano del vehículo, mientras saltaba por los aires.

La causante del incidente fue una tapa de alcantarilla, la cual, no estaba sellada, pese a las normativas del cumplimiento de estas.

Al ver lo sucedido, la organización decidió suspender la primera función. mientras, los comisarios iban revisando las alcantarillas una por una  sobre los casi 6 kilómetros  del circuito. Algunos corredores se indignaron y otros no, como Hamilton quien lo tomo con mucho humor.

El circuito  urbano de Bakú, no cumple  con los sellados  de las  alcantarillas, las reglas demanda de que sea así. Para evitar incidentes de esa forma o peores.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.