Han llegado al país europeo con 13 menores a su cargo.

Dos mujeres españolas con varios menores a su cargo, casadas con yihadistas del Estado Islámico, regresaron la noche del lunes a España procedentes del campo de refugiados sirio de Al Roj, cerca de la frontera con Turquía, que alberga a familiares de los terroristas. 

Se trata de Yolanda Martínez, que tiene cuatro hijos, y de Luna Fernández, con nueve niños a su cargo. Las mujeres se encuentran bajo la custodia de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, según ha revelado El Confidencial, y en breve pasarán a disposición judicial, que decidirá si enviarlas a prisión o dejarlas en libertad provisional.

Martínez y Fernández debían haber regresado a España acompañadas por una tercera mujer, Lubna Miludi, que se encontraba en el campo iraquí de Al Hol pero que no ha podido ser localizada, por lo que no ha sido retornada por las autoridades españolas.

Tanto Al Roj como Al Hol son instalaciones que se habilitaron para recluir a los familiares de los combatientes del Estado Islámico después de que la organización terrorista fuera perdiendo los territorios en Siria e Irak que estaban bajo su control. En ellos continúan cautivos cientos de mujeres y niños de manera indefinida.

La lucha de la exmujer de un yihadista y sus dos hijos en España: "No estamos reconocidos ni como víctimas de género ni como víctimas de terrorismo"

La lucha de la exmujer de un yihadista y sus dos hijos en España: “No estamos reconocidos ni como víctimas de género ni como víctimas de terrorismo”

Esa era la situación de estas mujeres, así como de una cuarta, Loubna Fares, ciudadana de origen marroquí casada con un español, que escapó en febrero de 2020 con sus tres hijos de Al Hol. Martínez, Fernández y Miludi llevaban ya casi cuatro años en esta especie de limbo, mientras las autoridades de varios países negociaban su extradición, bajo el temor de la posible radicalización de sus entornos sociales.

Ahora se está dilucidando el destino de los menores, aunque en principio la hipótesis que se baraja es que se queden bajo la custodia de familiares residentes en España si lo autoriza el departamento de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, administración de la que ahora dependen.

Brigada Al Andalus

Las dos mujeres repatriadas estaban casadas con dos integrantes de la brigada Al Andalus, un grupo desarticulado por la Policía en 2014 que se dedicaba a reclutar combatientes en España que después se trasladaban al frente en Siria e Irak.

Ambas se convirtieron al Islam y, tras sufrir un proceso de radicalización, viajaron a Siria con sus maridos en 2014 antes de que se desarticulara la célula terrorista. Afirman que no sabían cuál iba a ser su destino y defienden a sus maridos, según contaron en un documental emitido en la televisión pública española.

Juicio por terrorismo

En septiembre de 2019, la Audiencia Nacional –el tribunal que en España se encarga de los casos de terrorismo– emitió órdenes internacionales de detención para cuatro mujeres, las dos ahora repatriadas más Miludi y Fares, después de que todas ellas hubiesen expresado su voluntad de regresar.

Lo más probable es que sean juzgadas por integración terrorista, como ha ocurrido con casos anteriores de similares características. Así sucedió con Asia Ahmed, que abandonó Ceuta con 20 años para encontrarse con un yihadista en Siria; y con Fátima Akil, que a los 18 años y con un bebé de 10 meses hizo el mismo trayecto. Las dos fueron arrestadas en Turquía tratando de regresar a su país natal y fueron condenadas a cuatro años de cárcel en 2020 tras aceptar una condena de conformidad.

Comparte la Noticia: