Cuando tenemos tantas deudas que se nos hace muy difícil pagarlas, cuando nuestra liquidez es precaria y se nos dificulta cumplir con la alimentación y el pago de servicios básicos en la casa: estamos frente a una situación  que requiere una parada. Lo adecuado sería buscar asesoría financiera y detener todos los malos hábitos financieros que hemos adquirido.

El mal funcionamiento de una familia y de una pareja, en ocasiones se deben a la falta de educación financiera y a la incapacidad de detener prácticas de finanza muy negativas.

Existen signos de alarma en lo financiero como son: tener que tomar préstamos frecuentes, deber dinero a muchas instituciones y personas; así como, tener dificultad para realizar los pagos. 

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.