Admiro a ese youtuber. Ese es un Pro. 

_Sus vídeos son los mejores. 

   Quien así habla es José. Tiene 12 años. Pasa largas horas del día viendo videos y navegando en el internet. Sus padres trabajan, pasan gran parte del tiempo en sus ocupaciones. Sus dos hermanas mayores conforman la familia. Una doméstica les cocina y les  atiende casi todo el día y es la que enfrenta los conflictos que ocurren entre los jóvenes. Ella es la que toma decisiones parentales, cuando los padres no están en la casa. 

De tanto ver a su youtuber, José ya ve con simpatía la marihuana. Aunque su youtuber hace vídeos de juegos; ocasionalmente presenta videos sobre las bondades de esa yerba.

Juana y Clariza son dos adolescentes de 15 y 17 años, ambas tienen muchas dificultades en sus respectivas familias, son muy amigas. Se conocieron en la escuela. Se deprimen juntas, contándose sus penas y siguen en las redes a una mujer que da consejos y  que las incita a aislarse de los demás y a no decirles sus problemas a sus padres. Ellas visten de negro como la mujer que siguen y tienen aspecto gótico. 

Yefri tiene 16 años. Es un chico delicado. Muy educado y refinado. Ha aprendido en las redes que tiene derecho a su privacidad y que debe hacer lo que su corazón le diga. Hace dos años que tiene encuentros íntimos con un amigo. Su padre es militar y su madre enfermera. Ellos no tienen la menor idea de la orientación sexual de su hijo.

Luciana se ha declarado libre pensadora. Solo tiene 17 años. Ha aprendido en la Internet que los cristianos son unos ignorantes. Se declara atea en las redes. Defiende y provoca discusiones sobre sus puntos de vista. Le gusta parecer inteligente frente a los demás, manejando informaciones científicas. Su madre ha tenido varias separaciones. Su padre biológico golpeaba a su mamá. Su progenitora vive muy ocupada con el trabajo.

A  Ernesto de 15 años, un día le mostraron un video pornográfico. Ya es un experto que descarga pornografía de todo tipo. Sus relaciones sociales son escasas; es un chico tímido. Su padre es un don Juan y su madre es aficionada de las buenas ropas y lucir bien. Ernesto se siente transparente en su casa. Los padres no lo notan. Ambos tienen la agenda muy ocupada.

 Betty no soporta la presión.  En las redes publicaron su foto desnuda. Su novio enojado la subió a las redes. No soporta la vergüenza. No quiere estar viva y planea ideas dañinas contra ella. Su madre y su padre son religiosos. Le dedican mucho tiempo a las actividades de la iglesia. Betty tiene otro hermano. Para ambos la ausencia de sus padres les está poniendo en peligro.

El cuidado parental debe ser continuo, supervisado y sin excusas. Cuando no le dedicamos tiempo a nuestros hijos ellos lo reclamarán cuando estén en la cárcel, en drogas o en bandas juveniles. Tendremos que pagar nuestro descuido con embarazos en la adolescencia, adicciones, depresión y a veces intento de suicidio.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.