Nueva York, Estados Unidos.-Un juez federal desechó la demanda por pago inequitativo que habían presentado las jugadoras contra la federación estadounidense de fútbol, pero declaró procedente para un juicio su denuncia por discriminación en hospedaje durante los viajes y en servicios médicos.

Las jugadoras, encabezadas por Alex Morgan, señalan que no han recibido una paga equitativa bajo los términos de su contrato colectivo, en relación con lo que devengan los hombres.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.