Azua fue fundada en el año 1504 por Don Diego de Velásquez bajo el gobierno deFray Nicolás de Ovando. Fue una de las primeras villas construidas en el llamado “Nuevo Mundo”. En la época colonial se sentaron bases culturales en un pensamiento arquitectónico y se construyeron edificaciones que trajeron las influencias de estilos antiguos.

En el mismo centro de la ciudad quedan las ruinas del Convento La Merced que fue destruido por el terremoto de octubre de 1751 y que hoy es solo lugar cercado con cuerdas de alambres por el Ayuntamiento Municipal. Para esa fecha los antiguos pobladores del Azua, lugar donde hoy está ubicado el municipio de Pueblo Viejo, fueron trasladados a la margen occidental del río víaa unos 5 kilómetros de distancia. Al construir las calles no se respetó el legado colonial, pues en el caso del Convento de la Merced se le atravesó una calle y prácticamente partió en dos esas ruinas.

En la década de los años 70s se realizaron excavaciones para la instalación del alcantarillado, sobre esa misma calle, que es hoy la 27 de febrero, se encontraron restos humanos como si ese lugar de hubiera utilizado como cementerio y se encontraron monedas de principio del siglo XIX, de la etapa de la ocupación haitiana.

Existen vestigios de los antiguos ingenios azucareros, de trapiches y otras piezas que servían  en la industria azucarera; también, hay edificaciones que fueron construidas a finales del siglo XIX según Geraldo Antonio Fernández Liranzo, (UASD) Durante el siglo XIX la madera es el exponente fundamental de la arquitectura urbana, cubierta primero de fibras vegetales y luego por planchas de zinc liso o acanalado; apareciendo a final del siglo y a inicios del XX sólidas construcciones de mampostería de cal y canto”. Y que los estilos” angloantillano, georgiano, victoriano, neoclásico o palladiano, el Art-Nouveau, el Art-Deco y el Modernista´´ son los que han prevalecido en la arquitectura azuana. Hasta el principio del siglo XX, las construcciones de la época colonial representaban un patrimonio inigualable en la cultura azuana.

 Lamentablemente muchas de estas maravillas han sido destruidas y en lugar de han levantado construcciones de los estilos modernos, Recatemos ahora esta muestra de la arquitectura en Azua, se trata de una casa con fachada en piedras que existe en la ciudad, imitando a construcciones antiguas, se trata de una vivienda familiar, construida por el maestro puertorriqueño Félix López Menéndez, en la primera parte del Siglo XX.

Es una construcción con piedras bien dispuestas a mano, que nos habla del aporte de aquella generación de boricuas que emigraron a República Dominicana entre los años 1920-1930. Pero en los últimos 20años ha sido devastador la destrucción y el abandono de ese patrimonio.

El Estado dominicano, a través del  Ministerio de Cultura, ni el Ayuntamiento de Azua, no han ejecutado planes de conservación y rescate de ese activo cultural. Los dueños de las casas que poseen interés cultural las han vendido para en lugar de ellas hacer construcciones de estilo modernista. Decenas de casas de estilo victoriano han sido derribadas ante la mirada de las autoridades y la sociedad.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.