Fue reconocido porque ha honrado su investidura y no la ha salpicado ni siquiera con lodo del que se produce en una calle abandonada.   

Azua, RD.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos reconoció el pasado domingo el trabajo que realiza Esquiobar Moreta Vicente, quien ingresó a la Policía Nacional en el año 2000, donde recibió sus primeras instrucciones militares en el campamento Juan Pablo  Duarte, conocido como Los Cano Negros en la ciudad capital. 

Para la mencionada Comisión, ese reconocimiento tiene varios nombres: honestidad, lealtad a la policía, no afiliado a banda de asaltantes, ni a vendedores de drogas.

En el 2002,  Esquiobar pasó a ser digitador de la dotación policial de Azua, un año después fue asignado al departamento de inteligencia como encargado de estrategia política, donde realizó una excelente labor a favor de esa institución. En 2008, estuvo en el departamento de asuntos internos y en el  2015 fue enviado  a la dirección de asuntos legales.

En su trayectoria militar nunca ha sido cuestionado en ningún medio de comunicación, a pesar de que Azua en el 2009, fue nombrada por el senador Wilton Guerrero como una narcoprovincia, producto de la complicidad que supuestamente existía entre policías de la jefatura policial de esa ciudad con los vendedores de drogas y tumbadores, donde se comentaba que varios agentes participaban en negocios ilícitos, pero Esquiobar Moreta, honró su investidura y no la salpicó ni siquiera con lodo del que se produce en una calle abandonada.   

Actualmente Moreta se desempeña como sargento mayor, estudió derecho en la Universidad Experimental Felix Adam, en Santo Domingo de la ciudad capital. Sin embargo, ese policía que no tiene ni siquiera un motor para trasladarse a su lugar de trabajo.

 

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.