En una carta, Milton Ribeiro negó las acusaciones y pidió una “investigación en profundidad” del caso.

El ministro de Educación de Brasil, Milton Ribeiro, presentó este lunes su renuncia ante el mandatario, Jair Bolsonaro, tras verse salpicado por un escándalo de tráfico de influencias que implica a dos pastores evangélicos, un sector esencial para el mandatario. 

“Tengo plena convicción de que jamás realicé un solo acto de gestión en mi cartera que no haya estado guiado por la corrección, la probidad y el compromiso con el erario”, escribió en una carta de la que se hacen eco los medios locales.  

Polémica en Brasil tras un audio del titular de Educación que dice que a pedido de Bolsonaro favorece con fondos públicos a dos pastores evangélicos

Polémica en Brasil tras un audio del titular de Educación que dice que a pedido de Bolsonaro favorece con fondos públicos a dos pastores evangélicos

“La sospecha de que una persona, próxima a mí, puede estar cometiendo actos irregulares deben ser investigadas con profundidad”, añadió Ribeiro.

El audio de la polémica

En un audio, que hizo público la semana pasada el diario Folha de Sao Paulo, Ribeiro, también pastor de una iglesia presbiteriana, aseguraba que a pedido del presidente favorecería con los presupuestos de su cartera los proyectos de Gilmar Santos y Arilton Moura, dos pastores evangélicos. 

“Fue un pedido especial que el presidente de la República me hizo sobre la cuestión de Gilmar [uno de los pastores]”, dice Ribeiro en una reunión en la que participaron varios alcaldes.

Y continuaba: “Mi prioridad es atender, primero, a los municipios que más lo necesitan, y segundo, a todos los que son amigos del pastor Gilmar“.

Varios líderes evangélicos, como el diputado Marco Feliciano o el pastor Silas Malafaia, llevaban días presionando para que se retirase. “Le pido, por favor, que se licencie hasta el término de las investigaciones, porque los evangélicos estamos sangrando. Si se prueba su inocencia, regrese al cargo”, apuntó Feliciano en Twitter.

Ribeiro es el cuatro ministro de Educación que dimite desde que Bolsonaro llegó al poder el 1 de enero de 2019. 

Autor

Comparte la Noticia: