Santo Domingo, RD.- El Banco Central de la República Dominicana (BCRD), en su reunión de política monetaria de marzo de 2023, decidió mantener invariable su tasa de interés de política monetaria (TPM) en 8.50% anual. Asimismo, la tasa de la facilidad permanente de expansión de liquidez (Repos a 1 día) permanece en 9.00% anual y la tasa de depósitos remunerados (Overnight) continúa en 8.00% anual.

Esta decisión se basa en una evaluación exhaustiva del comportamiento reciente de la economía, especialmente de la inflación, y de las recientes turbulencias de los mercados financieros globales que aumentaron la incertidumbre externa.

En ese orden, se mantiene la moderación en los precios internacionales de las materias primas, especialmente del petróleo, al tiempo que continúan reduciéndose los costos del transporte de contenedores y las disrupciones en las cadenas de suministros globales. A nivel doméstico, la dinámica inflacionaria continúa respondiendo favorablemente al programa de restricción monetaria y a la moderación de la demanda interna, así como a los subsidios implementados por el Gobierno.

En efecto, la variación mensual del índice de precios al consumidor (IPC) fue de 0.11% en febrero; contribuyendo a una reducción en la inflación general de 326 puntos básicos al pasar de un máximo de 9.64% en abril de 2022 a 6.38% en febrero 2023, previéndose que en marzo la inflación interanual pudiera ubicarse por debajo del 6%.

En tanto, la inflación subyacente, que excluye los componentes más volátiles de la canasta que no son influenciados directamente por la política monetaria, también muestra una tendencia a la baja, al pasar de 7.29  en mayo del 2022 a 6.40% en febrero de 2023.

El BCRD incrementó gradualmente su tasa de política monetaria (TPM) en 550 puntos básicos entre noviembre de 2021 y octubre de 2022, manteniendo una pausa durante los últimos cinco meses.

La reacción monetaria oportuna ha facilitado un aumento importante en la tasa de interés interbancaria nominal y una disminución en las expectativas de inflación, provocando que la tasa interbancaria real se encuentre cerca de cinco puntos porcentuales por encima de su nivel neutral estimado, lo que está contribuyendo a una moderación de la demanda interna y a una caída más acelerada en la inflación.

Comparte la Noticia:

Por El Dinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.