Manifestaron que mueren pacientes en el camino  cuando son referidos a otro centro médico por esta causa

Azua, RD.-“Cada vez que se aproxima un nuevo año, es una pesadilla en cada hogar de Azua, al ver totalmente cerradas las puertas del Banco de Sangre del hospital Regional Taiwán ” expresó la señora Ana Rosa Ramírez, moradora de la comunidad Guayacanal de esta provincia.

Pero esta  preocupación no  solo surge en los hogares, también se siente y se manifiesta en las calles de la provincia, ya que a séis años de ser construido el edificio donde funcionará el Banco de Sangre, no se ha ofrecido el primer servicio y sus puertas continúan cerradas.

“Cuando a un interno del hospital Taiwán hay que ponerle sangre, los familiares tienen que salir a buscarla con carácter de urgencia hacia Santo Domingo, y si el caso es por accidente de tránsito, el paciente corre el riesgo de morir debido a esta situación” 

Así también manifiestan, que la falta de funcionamiento  del mencionado  Banco de Sangre, no solo significa una pesadilla para los ciudadanos, sino también un peligro de muerte a destiempo, por falta de sangre.

Las personas entrevistadas se quejaron de que ante sus reclamos, las autoridades del ministerio de Salud Pública se han hecho los ciegos, sordos y mudos.

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.