Azua, RD.- Padres de estudiantes del distrito municipal Tábara Abajo, expresaron a través de este medio que no permitirán que inicie el año escolar en el centro educativo Deisy Margarita Reyes Segura de esa demarcación.

En el día de ayer le pusieron candado a la escuela, en rechazo a que sus hijos reciban docencia en un antiguo bar conocido como la Campiña, cuando tienen un plantel educativo a más de un 80% de construcción, pero que lleva años paralizada.

Dijeron que sus hijos se golpean y corren peligro, pues algunos grados supuestamente se imparten debajo de árboles, corriendo el riesgo de que les caigan encima.

Señalaron que ya han ocurrido varios accidentes en horarios de clase de años anteriores, pero que ya su paciencia llegó al límite y no abrirán la escuela hasta que las autoridades del Ministerio de Educación, respondan a su llamado.

Autor

Comparte la Noticia: