Agosto y septiembre son los meses de mayor riesgo para la Amazonía, debido a que las lluvias disminuyen y los agricultores prenden fuego a la biomasa para limpiar la tierra.

Los incendios en la Amazonía brasileña durante septiembre alcanzaron su punto más alto en una década, según el monitoreo del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE, por sus siglas en portugués).

Con datos hasta este lunes 26 de septiembre, el INPE documentó 36.850 focos de incendio, lo que representó un aumento del 31 % de lo registrado en agosto, cuando se contabilizaron 28.060 puntos de fuego.

Además, los focos de incendio registrados en el mes en curso representan el punto más al alto desde septiembre de 2010, cuando el INPE emitió 43.933 alertas por fuego, según reportó la agencia Reuters.

"Contra el oro manchado de sangre": El llamado de los indígenas a empresas como Apple o Tesla

“Contra el oro manchado de sangre”: El llamado de los indígenas a empresas como Apple o Tesla

Período de incendios

Agosto y septiembre son los meses de mayor riesgo para la Amazonía, debido a que las lluvias disminuyen y los agricultores prenden fuego a la biomasa para limpiar la tierra y prepararla para una nueva plantación. No obstante, estas acciones tiene efectos devastadores en materia ambiental y sanitaria

El aumento en los incendios registrados en la Amazonía ha sido relacionado con el alza en la deforestación durante el Gobierno de Jair Bolsonaro (2019-2022), quien ha promovido las actividades de extracción de metales y la expansión de las áreas agrícolas

Asimismo, la Administración del mandatario ultraderechista ha recortado el financiamiento de los programas de protección y vigilancia de la Amazonía. 

Comparte la Noticia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.